logo
 
 
 
 

Biografía


 
" No dejo que la geometría domine mi obra. Creo que la expresión y la sensibilidad tienen que dominar los materiales. Lo que primero debe tener una obra de arte es poesía; sin poesía, sin misterio sería apenas geometría, y esta, sola, no es arte. "

Eduardo Ramírez Villamizar

1922
Nace en Pamplona el 23 de agosto de 1922, en Pamplona Norte de Santander. Sus padres fueron Jesús Ramírez Castro, oriundo de Villa del Rosario y de Adela Villamizar Cote, pamplonesa. El Maestro fue el menor de 11 hermanos.

1930-1940
La crisis mundial de 1929, mantienen a Colombia sumergida en un ambiente de huelgas y luchas. El padre del artista joyero de oficio cae en bancarrota y es necesario que se trasladen a Cúcuta, capital del departamento.

1940-1943
Se va a estudiar a Bogotá, arquitectura en la Universidad Nacional de Colombia, aunque su interés gira en torno a la pintura.

1944-1946
Estudia Arte y Decoración en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Nacional de Colombia, Bogotá. Su primera exposición fue colectiva, en agosto de 1945, organizada por la Facultad de Arquitectura, participa con algunas acuarelas de corte figurativo; de allí partirá a planteamientos expresionistas relacionados a las circunstancias sociopolíticas del país. Por estos años Ramírez abandona la acuarela y empieza a trabajar con óleo.

1947
Es invitado a la Universidad del Cauca, trabaja varios meses con el escultor payanes Edgar Negret. Comienza a experimentar con la abstracción, a través del Cubismo, corriente que lo obliga a la reducción de las formas, a su geometría esencial, y a la representación simultánea de los diversos aspectos de un objeto.

1949
Gana un concurso para la beca de estudios en Buenos Aires, ofrecida por el Gobierno argentino, ofrecimiento que nunca se cumplió.

1950-1952
Estudia y trabaja en Paris, donde conoce personalmente la obra de Picasso y Brancusi, y las demás manifestaciones abstractas del arte de las vanguardias de principios de siglo, así como la abstracción geométrica de la postguerra. La pintura de Vasarely lo impresiona profundamente y comenta: ´´ Él me enseño que no había que representar nada para expresar lo maravilloso de la creación; color, formas y geometría sumados son suficientes.

Anudado a este hecho Ramírez Villamizar conocía ya la obra del pintor uruguayo Joaquín Torres García y en particular su teoría del arte, el ´´ Universalismo Constructivo´´, donde plantea la búsqueda de una unidad estructural pictórica que retoma la esencia de la realidad circundante para representarla por medio de la síntesis que ofrece la abstracción geométrica. Es en Paris, donde Ramírez inicia paula-tinamente, su transito por la geometría y la abstracción.

1952-1954
Vuelve a Colombia, y sigue pintando lo que Marta Trava ha calificado como ´´ una concepción geométrica acompasada, lenta y armoniosa ´´, a través de la experimentación alrededor de la forma geométrica pura, de los planos, y de la reducción deliberada de la gama de colores.

1954-1956
Regresa a Paris y su pintura sigue teniendo nexos con el constructivismo y la abstracción geométrica características de la primera mitad del siglo XX. Viaja a España e Italia, donde las figuras del arte del siglo XV al XVIII representan para él una revelación.

Luego se queda en Nueva York un año y en 1956 con su obra Blanco y Negro pasa a ser parte de la colección permanente del Museo de Arte Moderno de Nueva York.

1957
Inicia su actividad como docente en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Nacional de Bogotá. Realiza para la Compañía Bavaria el primer mural abstracto del país Composición en ocres.

1958
Gana el Guggenhein Internacional Selection Award, con la pintura Horizontal Blanco y Negro. También realiza su primer mural en relieve en el Banco de Bogota titulado El Dorado. Esta obra marcará el paso definitivo del artista hacia las tres dimensiones reales.

Tanto por sus dimensiones, como por la forma y materiales que emplea, el mural de Ramírez Villamizar marca un hito en la historia del arte en Colombia, un país de arraigada tradición figurativa: El Dorado constituye, en este momento, una audacia que atrae consigo formas frescas y renovadas al panorama de la plástica del país, y que tendrá gran influencia en el arte colombiano de los años posteriores. ´´ Saque la idea de este mural –dice Ramírez- de las iglesias nuestras, con esos bellísimos relieves barrocos cubiertos de hojilla de oro. Mi relieve era geométrico, pero yo quería dar, con él, un equivalente de ese barroquismo religioso, y quedé contento.

1959
En México, tiene la oportunidad de acceder a las manifestaciones prehispánicas Mesoamericanas.

1960
Esta década se vuelve de búsqueda para Ramírez Villamizar, sobre todo en cuanto a la especialidad de la forma, se dedica de lleno a la producción de relieves y esculturas en diversos materiales como madera, acrílico, acero, aluminio y plexiglás. En los relieves de esta época Ramírez Villamizar opta por reducir su paleta de colores a blanco, rojo y negro, utilizara estos colores hasta la década del ochenta, salvo contadas excepciones.

1961
Sigue trabajando en relieves blancos, interesado, en los aspectos de la forma. Para él, siempre lo más importante fue la forma, por eso el ingreso del monocromo blanco y negro.

1962
Realiza el mural en relieve Serpiente Precolombina.

1963
Continua trabajando en Nueva York, ciudad que para entonces se había convertido en el centro de la producción artística del mundo. Ramírez sigue trabajando su propia línea. Sus relieves se desarrollan siguiendo más que nada, la propia evolución volumétrica de la forma que contienen y del espacio que emplean.

Es nombrado profesor de pintura del Departamento de Educación Artística de la Universidad de Nueva York, donde trabajara hasta 1964.

1964
Regresa a Colombia y realiza el mural en concreto Serpiente Precolombina en la Fábrica de Gaseosas Lux, de Cali. Otros dos murales que se destacan son los realizados en el Banco de la Republica en Bucaramanga y Cúcuta trabajados en madera y bronce respectivamente. Obtiene el primer premio en el Salón de Artistas Colombianos en Bogota, y realiza, junto a Edgar Negret una exposición en la Graham Gallery de Nueva York.

1965
Realiza la obra Mural Horizontal, de vital importancia para su trayectoria, en madera, para la pared curva de la Biblioteca Luis Ángel Arango en Bogota.

1967
Vuelve a Nueva York y allí se dedica ya a la escultura. La Producción de este año origina la madurez en la obra del maestro. Hace la primera obra pública en Estados Unidos, realiza una columna de seis relieves murales en madera, para el American Bank. El artista se apodera del volumen en sus tres dimensiones y del movimiento en el espacio interno y externo de la escultura.

1968
Las esculturas de este año están dotadas de movimiento y ritmo. En su obra, alcanza una eliminación virtual del soporte al crear formas que dan la impresión de estar suspendidas en el espacio.

1969
Representa a Colombia en la Bienal de Sao Paulo, Brasil, y gana el segundo premio internacional. Las obras que ahí presenta conllevan el problema de la dinámica espacial y son resueltas como formas que se van cerrando o abriendo provocando una súbita explosión de vacíos. Permanece el Brasil seis meses. De este periodo resultan las obras que titula Recuerdos del rió. 1970
Se instala en las Residencias Westbeth para Artistas, Nueva York, donde permanecerá hasta su regreso a Colombia en 1972.

1971
Invitado por la Universidad de Vermont, participa en el Simposio Internacional de Escultura. Realiza su primera obra monumental en concreto, Cuatro Torres, donde continua trabajando a base de ángulos rectos. Con esta obra Ramírez llega a la Arquitectura.

1972
Es seleccionado por una comisión de artistas y críticos a realizar una escultura en el Fort Tryon Park de Nueva York. Construye la Columnata a partir de los módulos utilizados en la escultura de Vermont, solo que ahora multiplica cada columna por dos, resultando entonces ocho columnas.

1973
La Alcaldía de la ciudad de Nueva York le encarga una escultura para la Beach Channel High y realiza Hexágono en acero oxidado. Ese mismo año su escultura De Colombia a John Kennedy se instala en los jardines del Kennedy Center, Washington D.C., como regalo del Gobierno de Colombia a Estados Unidos.

1974
Regresa definitivamente a Colombia e instala su casa y su taller en Bogota. Realiza la obra Dieciséis Torres, que regala ese mismo año para la ciudad y es ubicada en el Parque Nacional.

1976
En las obras presentadas en la Bienal de Venecia (seis esculturas en metal), se advierte un cambio en el artista, que ahora inclina los volúmenes y los coloca en equilibrio sobre alguna de sus aristas, explorando así, las posibilidades que puede representar la forma inclinada.

1977
Realiza Relieve Rojo, construcción en madera, para la fabrica Altec, Bogota. Construcción inclinada roja, es instalada en el jardín de los edificios Guadalajara, en Medellín.

1978
El artista continua trabajando en base a la línea horizontal y entre las obras de este periodo se destaca Nave Espacial, construida para el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada en Bogota. Realiza dos proyectos murales Muro Abriéndose, para el edificio Colseguros Fabricado, Medellín, y Friso Precolombino Banco de Santander de Cúcuta. Reanuda su actividad como docente e imparte cursos en el Taller Infantil del Museo de Bellas Artes de Caracas, Venezuela.

El Gobierno de Colombia le otorga la Cruz de Boyacá.

1979
A sus treinta cinco años de talento y labor se le reconoce por el Gobierno de Colombia con la Medalla de Colcultura y el Gobierno del Departamento de Norte de Santander, con la medalla José Eusebio Caro.

1981
El Museo Window South, Glendale, California, adquiere la obra Ammonita Fósil.

1983
Viaja al sitio arqueológico Machu Picchu, en Perú, lo cual resulta de vital trascendencia en su obra siguiente. De esta experiencia se desprende Recuerdos de Machu Picchu, que expresan una de las principales preocupaciones del artista: el diseño de espacios internos y externos a escala humana, es decir, la arquitectura.

Nuevamente, Ramírez Villamizar puede admirar las manifestaciones plásticas precolombinas, enriqueciendo su vocabulario formal.

En este año, se instala en los jardines del Museo Rayo su escultura Fuerza Frenada.

1984
La escultura Custodia Homenaje es instalada en la Catedral de Pamplona.

1985
En la ciudad de Washington la Secretaria General de la Organización de Estados Americanos, OEA, le rinde un homenaje por su contribución al arte americano.

1988
Participa en el Simposio de Escultura del Parque Baconao, en Cuba. Realiza la obra Entrada a las Piedras Sagradas.

1989
Este año es de gran actividad para el maestro, comienza una serie de esculturas utilizando la línea curva y el color. De este periodo se destacan las obras Templo de las Leyes, 3 Naves y Contacto de Curvas. Gana el concurso para realizar una obra en el World Center de Bogota con el proyecto Espejo de la Luna. Dona dos esculturas al Museo de Arte Moderno de Rió de Janeiro.

1990
Funda el Museo de Arte Moderno Ramírez Villamizar en Pamplona, donando una colección retrospectiva de cuarenta de sus obras.

1992
Se lleva a cabo en Pamplona el Primer Encuentro Binacional de artistas plásticos, críticos de arte y medios de comunicación, en el cual uno de los participes es el Ramírez Villamizar.

1993
Es condecorado por el Gobierno Venezolano con la Orden Francisco Miranda, en reconocimiento de su gran labor artística y cultural. Cooperartes, le otorga un premio. La Asociación de Amigos del Museo Nacional de Colombia le rinde un homenaje a la magnifica obra del artista. Es nombrado Doctor Honoris Causa en la Universidad Nacional de Colombia.

1994
Dona la escultura Doble Victoria Alada para la Avenida del Dorado en Bogota. Instala en Bucaramanga la obra Caracol y la obra Camino Geométrico para la Universidad Industrial.

1995
Inaugura la nueva Galería Diners con treinta obras en homenaje al crítico Casimiro Eiger. Proyecta para la Universidad del Valle la escultura Puertas Abiertas.
1998
Recibe la Orden Alcalde Acevedo en la ciudad de Pamplona. Expone 24 esculturas en la Galería Dense Rene en Paris. Esta Galería es de vital importancia para Ramírez Villamizar, ya que desde su fundación en 1944 ha sido el punto de convergencia del arte abstracto.

1999
Es seleccionado por el Periódico El Tiempo, como una de las cien personalidades colombianas del siglo XX. Inaugura la Exposición Eduardo Ramírez Villamizar: Ordinamento Geométrico de II`immaginazione, en el Instituto Italoamericano, Roma.

2000
Presenta en la Galería Diners el libro sobre su vida y obra publicado por Ediciones Jaime Vargas, con textos de Santiago Mutis y Diseño Gustavo Zalamea.

2002
Realiza en la exposición Relieves en la Galería Diners, Bogotá. Recibe la Orden de Boyacá en el grado de Gran Cruz, pintor y escultor colombiano.

2004
Exposición Retrospectiva ´´ Homenaje a Ligia de Lara. Museo de Arte Moderno de Bogota. Dona Torre de Luz, hierro oxidado, a la Universidad de Antioquia en Medellín.

La noche del 23 de agosto, fallece el Maestro en Bogota.

Desde el 22 de septiembre de 2004, las cenizas del Maestro Ramírez Villamizar reposan en una vasija de barro de la artista nortesantandereana Beatriz Daza y están depositadas al pie del magnolio centenario, en el patio central del museo como así lo quiso él. La placa es una obra en homenaje al Maestro de la artista Edelmira Boller.



 
 

Calle 5 # 5-75  Telefax: (7) 5682999
e-mail: mamramirezvillamizar@hotmail.com
Atención al Público Martes - Domingo : 9:00 a.m a 12:00 p.m 2:00 p.m a 6:00 p.m
PAMPLONA - COLOMBIA
© 2008